viernes, 6 de junio de 2014

SADÁRBOL 30 AÑOS DE EXISTENCIA


En ocasión de estar cumpliendo SADÁRBOL 30 años de su fundación, uno de sus expresidentes, un hombre sabio, amante de las plantas, querido, mentor y profesor de muchos de sus fieles seguidores, nos envió este invaluable documento, que fué leído ante el silencio interesado y agradecido de todos los presentes:

SADÁRBOL nació en La Floresta gracias al Ing. Marcelo González quien vivía en Calle Santa Ana cerca del parque y era natural que nos afiliáramos a la asociación de vecinos que tenía su propia sede en el Parque La Floresta, Caracas.-

Yo  todavía no me había jubilado, eso ocurrió cuando descubrí que tenía 70 años mientras que en Suecia se jubilan a los 65 años de edad. Luego pude dedicarme mucho más a la conservación del ambiente.

Cuando se fundó SADÁRBOL  en el Colegio de Ingenieros un 5 de junio hace 30 años, me recuerdo que alguien de los 72 asistentes que estaban presentes en la formación de esta nueva sociedad, preguntó por el "árbol de vaca". Ninguno tenía una repuesta, nadie conocía ese árbol.
Como una anécdota puedo contar que aunque fui bastante conocedor de los árboles, tampoco conocía el "árbol de vaca". En el año 1970 cuando hice mi casa en Lomas del Club Hípico había plantado mi terreno y en la zona verde más de cien árboles distintos.Ahora bien "árbolde vaca" en inglés quiere decir Cow tree.
Así sí, lo encontré en mi libro sobre Tropical Planting and Gardening por Macmillan , el nombre científico Brosimum utile de la familia Moraceae. El resto fue fácil- fuí al herbario del Jardín Botánico y encontré que Julian Steyermark había encontrado ese árbol en Rancho Grande. Tomé nota del sitio y fuí allí un Domingo y pensé que lo había encontrado pero no estaba seguro. Fuí otro Domingo y encontré "El Limón", un hombre trabajaba en el parque allí y me contó que él había trabajado en esa misma quebrada. Claro, "los vacos", había no sólo uno sino varios y estaban marcados con tinta y numerados. Crecían al lado del sendero que el guardabosque había mantenido durante muchos años. Ahora si lo reconocí y luego en mi alegría encontré tres ejemplares en el vivero de la Facultad de Biología de la UCV en Caracas. Planté un ejemplar en el Parque del Este, uno en Pajaritos y uno lo regalé a la Sra. Ana Teresa Romero, ex-presidente de SADÁRBOL. Ella tenía una casa cerca de San Antonio, en la zona alta. Tiempo después ella me regaló un hijo del Samán de Guere que sembré en mi zona verde y ahora parece tan grande como la mamá y ya produjo montones de nietos.
Marcelo González Molina fué muy apreciado y presidió SADÁRBOL durante varios años. También fue miembro de la Academia Nacional de Ingeniería y Habitat donde ocupó el sillón II.
Me recuerdo de otros presidentes de SADÁRBOL, entre ellos: Dr. Pablo Arraíz Mujica,Sra. Ana Teresa Romero, Sra. Giovanna Aguerrevere, Dr. Octavio Jelambi, Sra. Marisela H.de Carvallo, Sra. Carmen Elena Stein, que me antecedieron. Luego cantidades de personas que formaban parte de las Juntas Directivas, año tras año y uno de ellos era el Hermano Jesús Hoyos. Junto con él fundamos en el año 1992 la Asociación Venezolana de Palmas, otra sociedad para el cuidado del ambiente.
Un evento importante para mi era la celebración de los 250 años del pionero de exploración de ciencias naturales, el sueco Pedro Loefling que nació el 20 de Enero 1729 y vino a Venezuela a la edad de 25 años, en Abril de 1754, casi 59 años antes de Alexander von Humboldt y murió de fiebres en San Antonio de Caroní el 22 de Febrero de 1756, apenas 27 años de edad.
Inaguramos una bella piedra conmemorativa en granito azúl sueco en el Parque Loefling frente a los Saltos de Cachamay en Puerto Ordaz.
Suelo decir que fue también el primer conservacionista  que llegó a Venezuela. Aqui parte de su discurso a sus compañeros de estudios en la Universidad de Uppsala el 14.5.1749:
 "Los bosques son realmente entre los tesoros mas grandes que posee nuestra patria. Pero a la vez son los que más descuidamos. Los malgastamos sin recordar nuestros descendientes y el crecimiento lento del bosque. Se le quema, se hace carbón, se corta, se desembarca, y rara vez se ve alguien que cuide su noble bosque de tal manera,que pueda tener provecho contínuo de él, no saben apreciar su propiedad. 
Dejad venir el agricultor que  no tenga bosque, él, que por manjeo perdió su bosque anterior,se dará cuenta después de su propio daño, la ventaja que tiene el bosque ante el campo dsnudo y seco.
Se verá de esto que la necesidad exige bien de nosotros que el bosque sea multiplicado para poder utilizarlo.
Ls ciencias naturales nos enseñan la característica de cada especie de árbol, su habitat, crecimiento, edad y madurez"...

Pedro Loefling fue el alumno mas apreciado por Carlos Linneo a quien llaman frecuentemente el padre de la botánica moderna. Él publicó póstumamente los descubirmientos de Loefling en un libro con el título Iter Hispanicum.
Finalmente quiero añadir que inaguramos un monumento ídéntico
 al del Parque Loefling en Puerto Ordaz en el Jardín Botánico de Caracas en conexión a la conmemoración de los 250 años de la muerte de Pedro Loefling en el año 2004.
En las dos oportunidades había representantes de SADÁRBOL.

Y hablando de temas históricos quiero recordarles del manifiesto que redacté en 2004 llamado la Declaración Universal de los Derechos de las Plantas. El texto está traducido en 15 idiomas en el sitio www.avepalmas.org y está mencionado según google en 942.000 sitios en internet.

Seguimos sembrando árboles, manos a la obra.
SVEN NEHLÍN
Expresidente de SADÁRBOL 2001
5 de Junio del 1014