domingo, 19 de octubre de 2014

NATURALEZA ENFURECIDA

NATURALEZA ENFURECIDA
 
En el Municipio Chacao, del Edo. Miranda, así como en varios otros lugares de la ciudad, hace varios días que llueve intermitentemente, a veces suave, a veces fuerte. 
Sin embargo la noche del pasado día Jueves 16 de Octubre se produjo un fenómeno climático de gran envargadura principalmente por los daños que ocasionó.
Un grupo de miembros de SADÁRBOL desde las 5.30 p.m., se encontraba reunido en su sede en la Urb. la Floresta, si bien los presentes vimos que comenzaba a llover y luego oímos el fragor de la lluvia contra el techo del salón donde nos encontramos nunca imaginamos que al salir de allí esa noche como a las 9 p.m., y dirigirnos en nuestro vehículos a nuestros hogares nos toparíamos con una escena trágica, triste y dolorosa.
La Avenida que sale desde el Autopista del Este hacia la Plaza de Altamira estaba a oscuras, mucha gente en la calle con caras alarmadas, brisa muy fría, contingente de Bomberos del Distrito Capital, policías de Chacao, tránsito detenido.
¿Qué pasaba?, nos preguntamos. Sin embargo una mirada al derredor trajo la respuesta en la semioscuridad que apenas iluminaba las luces de los carros de bomberos y linternas de sus cascos, pudimos distinguir que a lado y lado de la calle muchos árboles estaban derribados totalmente y otros sólo sus gruesas ramas, habían caído encima de los techos de los carros que transitaban, y de algunos estacionados, llevandóse consigo algunos postes de luz y lo que encontraron a su paso. Un fortísimo ventarrón fué el detonante que derribó a los gigantes.Por fortuna daños físicos a personas no los hubo.
Arduo trabajo, rápido, preciso el de los funcionarios públicos que allí trabajaron. A quienes silenciosamente dimos las gracias. 
Al día siguiente recorrimos algunas otras calles cercanas a Altamira y Los Palos Grandes y observamos que allí también se produjo algo parecido, no tan fuerte porque habían menos árboles.
La habilidad y pericia de la persona  (María Alejandra Coronado),que tomó fotografías del evento esa noche pueden verse a continuación.
Y es como una premonición que en una de las fotos se vea a una persona con un arbolito en su mano, al lado de un árbol gigante caído. Un árbol muere pero otro será sembrado.