lunes, 22 de abril de 2013

En homenaje por el Día de la Tierra

Hoy damos un saludo a nuestro hábitat, la Tierra, este planeta tan hermoso supuestamente sólo en el Universo, cosa que no comparto porque deben existir otros planetas donde también exista vida, igual o diferente a la especie humana.
Pero no es de esto que deseo hablar, quiero compartir mi punto de vista sobre uno de los factores claves que dan vida a nuestra Pachamama y son los árboles.
Hoy más que nunca el hombre ha tomado conciencia que si hay árboles, hay vida.
Planta árboles y se interesa por ellos.
La magnitud de lo sucio y feo de las grandes urbes, unido al creciente interés por la ecología, ha hecho que muchos vean en los árboles el mejor y más seguro antídoto contra la degradación de nuestras ciudades, al tiempo que la atracción del campo, donde algunos procuran evadirse, es cada día mayor. "Todo viajero debería ser un botánico, ya que las plantas son el principal ornato del paisaje", decía Charles Darwin.
De acuerdo, pero no solamente ornato, yo iría un poco más lejos…De la totalidad de las plantas ellos son los más grandes y los que viven mas tiempo.
Los árboles son los que montan el escenario y los que indican su atmósfera. Tienen valor como regeneradores del aire que respiramos, son la materia prima más versátil y universal. Nadie duda en la actualidad de la importancia de los árboles para la supervivencia de nuestro planeta Tierra.
Los árboles son un punto de contacto con la creación, una fuente de admiración y satisfacción que tiene la ventaja inestimable de crecer casi en todas partes.
Yo diría no has vivido si en tu vida no has plantado un árbol.
 
Edilia C. de Borges
Presidenta de
Sadárbol, Sociedad Amigos del Árbol.