sábado, 30 de agosto de 2014

GUARDIANES DE LOS A´RBOLES

GUARDIANES DE LOS ÁRBOLES.


El Apamate amenazado
 
Una historia de ciudadanos que luchan por preservación de árboles son testigos de las mudanzas de la ciudad.

Ciertamente Ud. debe recordar el nombre de sus amigos, la marca de un carro que pasó por la avenida hace poco, del tipo de zapato que está usando. Pero es mucho más difícil saber de pronto el nombre de aquél árbol de la esquina enfrente de su casa.
Él puede hasta pasar desapercibido durante la rutina acelerada de la semana, más es casi imposible imaginar un bello paisaje urbano sin ellos.
Ahora bien, algunos se preocupan solamente por la suciedad que las hojas y las flores hacen en el huerto, otros están empeñados en mostrar la importancia de la preservación de cada una dentro de la ciudad. Sin embargo hay historias verdaderas de personas que hacen de la defensa de un árbol una lucha a muerte.
Ésta es una de ellas y sucedió un verano cuando yo estaba de vacaciones en una ciudad del interior del país, que no viene al cuento nombrar.
Un ciudadano de una urbanización citadina quedó indignado cuando supo que un viejo Apamate sería cortado por reclamaciones de vigilancia.
El exuberante árbol vió muchos jóvenes (hoy matrimonios) apasionados encontrarse bajo su copa, vió abrigados pajaritos al fin de la tarde en verano, vió descansar bajo sus ramas a moradores más viejos. Cantidad de historias de este Apamate, uno de los más antiguos moradores de la Urbanización, pero el árbol estaba sentenciado a ser cortado para ampliar una avenida, esto llevó a una anciana a luchar por su sobrevivencia.

Llevó una Acción ante la Alcaldía en el año 2012 alegando que no había motivo para derribar el árbol Pero lo más sorpresivo de todo, la señora se encadenó al árbol durante 16 horas. Los vecinos comenzaron a apoyarla, le llevaron cena, recuerda ella ..Después de salvar el Apamate, se supo de casos semejantes que involucraban moradores de otras urbanizaciones y ciudades.

Un joven tambien morador del lugar oía los relatos, los juntó todos y comenzó a escribir un blog, en él se divulgaban las acciones de la Prefectura y los casos de los árboles para intentar terminar con ese ciclo negativo. Su causa ganó adeptos y actualmente diez voluntarios participan en un movimiento "Vándalo Verde".
"Nosotros hicimos varias acciones, distribuímos papeles, salimos en grupos tocando música para denunciar cortes irregulares, hicimos rescate de mudanzas de árboles de gran porte y replantamos en lugares que ellos podían tener mayor espacio..", Estamos pendientes siempre..

Un bosque dentro de un bar 
Preocupados de armonizar la ciudad con al naturaleza el propietario de un bar, resolvió sembrar un pomar en el fondo de un espacio cultural.
En menos de dos semanas algunos voluntarios frecuentadores del bar, empezaron a plantar árboles de naranja, limón, durazno, parchita y jabuticaba.
Según ellos la idea era montar un espacio en que los visitantes puedan tener más contacto con la naturaleza, con huerta de  y un pequeño jardín florido.
 Las plantas fueron conseguidas por donaciones de amigos. Y no solamente eso, hoy día el bar concentra también expresiones artísticas, como música, artes plástics y fotografías.
Ahora es más amable y placentero disfrutar de su bebida rodeado de vegetación, perfumes botánicos, colores y vida .
Y como cuesta consiguir "un huequito" para visitarlo..