martes, 13 de mayo de 2014

PLANTACIÓN CONSCIENTE

PLANTACIÓN CONSCIENTE
VIVERO EN ARUFLO- URB. LA FLORESTA, CARACAS
DICIEMBRE 2012 
Llamar la atención de la colectividad sobre el valor del cuidado de los árboles ha sido el objetivo de la Sociedad Amigos del Ábol (SADÁRBOL) desde su nacimiento, en 1984. Enfocada en la necesaria sinergía entre los árboles y su entorno, esta organización sin fines de lucro centra su lanor en la arboricultura urbana, enseñanza del cultivo de especies arbóreas de la ciudad. "Procuramos que la plantación sea estructuralmente adecuada y para eso lo primero es aprender a identificar cada especie, un Araguaney por ejemplo, puede plantarse en una acera, un Jabillo en cambio, necesita mucho espacio, describe Juan Carlos Carrero Vice-Presidente de Sadárbol.
Un equipo de voluntarios ha asumido la tarea de aproximar a este conocimiento a comunidades y particulares, desde grupos vecinales organizados para arborizar una calle hasta personas que quieren sembrar un árbol en su jardín. Sadárbol maneja un vivero en el Parque Aruflo ubicado en la Urbz. La Floresta donde se corrdina la preparación de árboles en crecimiento mientras alcanzan la altura requerida para ser transplanrados. Así, además de asesoría técnica, ofrecen la especie lista para la siembra en su terreno final, Hoy disponen de 1.200 árboles con esta condición.
De la mano de instituciones educativas, esta sociedad cuenta con otra línea de acción dirigida a los mas pequeños. Jornadas de siembra de semillas e identificación y plantación de árboles en parques y en otras áreas verdes protegidas, charlas y juegos ecológicos dentro y fuera del colegio, y otras actividades de educación ambiental. Apuntando al mismo objetivo, la organización inaguró la Biblioteca Hermano Jesús Hoyos(+) en homenaje al reconocido ambientalista, miembro fundador de SADÁRBOL)en el Parque La Mansión, ubicado en la urbanización La Castellana, con más de 2.000 libros sobre botánica disponibles al público.
Sadárbol que ha sembrado cerca de 1.000 árboles en 2013, trabaja en alianza con sociedades afines, universidades y alcaldías, y cuenta con apoyo creciente de comunidades organizadas que arborizan correctamente, y que además, multiplican el conocimiento adquirido. "Ese es nuestro entorno- precisa Carrero- ver, como la gente se activa en torno a esta causa y se involucra en un trabajo ecológico integral. Hemos ayudados a crear concienca".