domingo, 9 de junio de 2013


Poda preventiva de árboles evita daños por aguacero
Comunidades deben reportar si un ejemplar está en riesgo 

Gabriela Rojas | ÚN.- Con la llegada de las lluvias también aumenta la posibilidad de que caigan árboles o ramas cerca de viviendas o en las vías públicas, en especial por la cantidad de especies grandes y frondosas que crecen por toda la ciudad, por lo que grupos ecológicos dedicados a la protección de los árboles sugieren que las autoridades municipales mantengan programas de poda preventiva en todos los sectores. 

Mantenimiento. El pasado miércoles 1° de mayo, un árbol cayó sobre seis viviendas en un sector de San José y ocasionó daños importantes a tres de las estructuras, por lo que los cuerpos bomberiles y de Protección Civil tuvieron que desalojar a sus habitantes. 

También en el municipio Baruta se reportó la caída de grandes ramas en las vías públicas de zonas como El Cafetal y Los Campitos que afectaron parte del cableado de telefonía, según señalaron funcionarios de Protección Civil de este municipio. 

Miembros de grupos ecológicos de preservación de árboles proponen que para evitar estos eventos es importante que las comunidades soliciten a sus autoridades municipales o grupos organizados que hagan una revisión de las especies que consideran pueden poner en riesgo la seguridad de las personas, el tránsito o la visibilidad de una vía. 

"Los árboles estaban antes de que creciera la ciudad, así que la idea no es eliminarlos porque la ciudad se circunscribe a la vegetación", explica Edilia de Borges, presidenta de la Sociedad Amigos del Árbol (Sadarbol).
Borges agrega que, por ejemplo, cuando un árbol levanta una calzada o crece de tal forma que obstruye un semáforo o un poste de luz, es importante que se haga un estudio para conocer el tipo de especie y cómo se debe podar.

"No cualquiera puede hacer una poda, hay que saber hacerlo. No necesariamente tiene que ser un científico especializado, pero sí alguien con conocimientos de jardinería o botánica. Si se puede salvar un árbol hay que hacerlo", señala Borges.