viernes, 30 de septiembre de 2011

LOS ARBOLES, poema de EUGENIO MONTEJO


Hablan poco los árboles, se sabe.
Pasan la vida entera meditando
Y moviendo sus ramas.
Basta mirarlos en otoño
Cuando se juntan en los parques:
Sólo conversan los mas viejos,
Los que reparten las nubes y los pájaros,
Pero su voz se pierde entre las hojas
Y muy poco nos llega, casi nada.

Es difícil llenar un breve libro
Con pensamientos de árboles.
Todo en ellos es vago, fragmentario.
Hoy, por ejemplo, al escuchar el grito
De un tordo negro, ya en camino a casa,
Grito final de quien no aguarda otro verano,
Comprendí que en su voz hablaba un árbol,
Uno de tantos,
Pero no sé que hacer con ese grito,
No sé cómo anotarlo.

UN POEMA REALMENTE ESPECIAL
Mientras más lo leo y lo releo más me gusta
Saludos a todos
(Gustavo Aguerrevere)